martes, 15 de enero de 2008

Maestra sin fronteras


Durante el año 2007 el tema educativo fue planteado por diversos medios de comunicación. Fue motivo de grandes discusiones y, por ende, hemos visto desfilar múltiples alternativas para solucionar el problema ¿Cómo mejorar la educación pública en nuestro país?

La respuesta puede parecer compleja, sin embargo algo es claro: la educación pública mejorará el día en que se deje de improvisar y logremos comprometer a las generaciones en la búsqueda de medios para ofrecer calidad. Estas generaciones serán conformadas por quienes seamos capaces de convocar, dialogar con tolerancia (sin provocaciones) y, desde luego, respetándonos todos: en síntesis caminando a la inversa de lo que se ha hecho hasta el día de hoy.

Recordemos que los maestros en el año 2007 participamos en las "evaluaciones censales", las cuales se originaron de un improntus que tuvo el presidente Alan García. Posteriormente fuimos capacitados (algunos maestros) en diferentes sedes, y los contenidos han tenido bastante parecido a la preparación que se da en las academias preuniversitarias con el fin de aprobar un examen de admisión. Esta es una apreciación personal, pero sin duda compartida por muchos de nosotros.



Entre los temas centrales se encontró el desarrollo de competencias matemáticas y de comprensión lectora. Es preciso reconocer que el Ministerio presentó una propuesta demasiado amplia, para el poco tiempo que otorgó a esta capacitación. De esta manera, cuando se llegó al final, fue necesario correr sin mirar atrás y sin pensar en la necesidad que tenemos los maestros de capacitarnos cada día en las nuevas estrategias y métodos que permitan mejorar nuestros niveles de rendimiento como maestros de aula, ya que lo importante era terminar lo planeado y aprobar el examen.

Los maestros hemos sufrido, a lo largo del año que pasó, un fuerte daño moral causado tanto por los medios como por el gobierno de turno. No podemos negar, sin embargo, la actuación desordenada y por decir lo menos, pésima, del Sindicato del cual todos somos parte. Sindicato en el cual, por cierto, no se nos permite opinar, votar y, en buena cuenta, la participación menos que limitada, es nula.



¿Cómo responder a este reto? Con planteamientos sólidos y firmes que abran paso a la búsqueda de una transformación social, generación de valores y pensamientos de corte resilente.

Necesitamos maestros de calidad, eficientes y eficaces, listos para aterrizar sus conocimientos en las escuelas, en el campo. Es necesario también, que nos organicemos como maestros y parte activa de una sociedad civil, debemos responder capacitándonos, no solo por nosotros, sino por la responsabilidad que tenemos con la sociedad y con todos los peruanos. La calle es un espacio necesario, pero debemos buscar nuevos lenguajes que vayan más allá de las huelgas y protestas que han funcionado en épocas pasadas, pero que pueden mejorarse.

Es en este contexto que presento este blog, en el cual iré narrando mis experiencias en aulas, mis batallas y, desde luego, mis fracasos. Los invito a acompañarme y a proponer ideas creativas para solucionar problemas. No olvidemos que cada cambio, empieza por uno mismo.



Bienvenidos,
Marlene Gárate

2 comentarios:

iCarlos dijo...

Los dos acabamos de comenzar un blog, me gustaría invitarte a mi blog (Tenemos temas distintos de que escribir y como escribir también) espero que te agrade.
Importante lo que acabas de decir, la necesidad de una buena educación es urgente, debemos dejar atrás estos días de ignorancia.

alicia eljach garcia dijo...

me gustaria saber mas de manualidades con material reciclaje para los niños gracias